sat

sat

El tren 1354 a Carhué

> Segunda parte: Puán - Erize - Carhué

Texto y fotos: Fede Pallés

(La siguiente nota fue escrita y editada entre septiembre y octubre de 2003 - No posee modificaciones desde entonces)


Tras retirar la vaquillona que estaba atada en medio de la vía principal, partimos de Puán hacia el norte, desfilando por una curva suave de 90º. Otra vez aparecen nuestros únicos amigos: los boyeros eléctricos. ¿Cuántos watts tienen?. Ahora comenzó una interminable recta hasta poco antes de llegar a Carhué, en donde no vimos más que el campo azotado por la larga sequía que afecta esta zona, lejos de las rutas y asentamientos. En el km. 557 vimos una pequeña inundación. Por momentos se fueron sucediendo trincheras y terraplenes. Realmente estábamos en pleno desierto... si nos quedábamos allí, solo nos podrían auxiliar con alguna máquina de FEPSA.


   E r i z e - Km. 549,3  

A las cansadas, pasamos por Erize, siendo ya las 14:00 hs. y estando recién en el Km. 549,3... ¡hicimos solo 67 km. desde Saavedra!. La estación estaba ocupada, y con un vehículo en el andén (para Figini, la patente era RIQ 741... jejeje, ¡es una broma!).

Seguimos viaje por las desoladas tierras del sur de Adolfo Alsina. En lo que respecta a renovación de vía, ésta se realizó solo en la zona de Goyena, nada por estos lados según pudimos constatar. De todas formas, creo que podíamos ir un poco mas veloz, a pesar de las precauciones básicas, pero FEPSA nos iba llevando "a raya".

Una liebre nos pasó corriendo... La máxima seguía siendo entre 10 y 15 Km/h. ¡Todo el paisaje en esta zona es desierto!, parecía que íbamos por un campo minado... ¡ni plantas había!. Con Guille ya habíamos hablado de todos los ramales del país, de todas las anécdotas y de todas las locomotoras (sí, hasta de la Werkspoor 1500), entonces decidimos ir al coche de primera a ver que "novedades" había por allí.

 

La novedad era que el coche (totalmente vacío) estaba convertido en un horno, ya que la calefacción estaba prendida desde hacía unas 17 horas... imaginen lo que era eso... ¡un horno de primera!. Apresuradamente abrimos todas las ventanillas y dejamos ventilar el coche. Nos ubicamos sobre el último bogie, y nos causó mucha gracia el ruido del bastidor: cuando pasaba por las juntas hacía "eeeeee" "eeeeee", como quejándose de esta interminable travesía.

A 10 Km/h., en un coche sólo para nosotros, vacío, en medio del desierto, lo único que se nos ocurría era meditar y filosofar sobre la vida... pensamos que así sería el tren a Arizona o Telén. Las ramas provocaban extrañas melodías en los coches, ya que al no tener velocidad, hacían mucha presión sobre los laterales. Esta parte del viaje fue muy cómica, ya estábamos un poco agotados y viendo al horizonte que no había "esperanza" de la aparición de Carhué.

En el km. 537 paramos. Los maquinistas fueron a correr un peludo (campo traviesa) para asarlo esa misma noche. Ahí con Guille aprovechamos y subimos a la 7902. En la cabina, los mecánicos de Maldonado llevaban los contactores de potencia "SP 25" para la "28", que iba con 4 motores de tracción. Esta locomotora tenía bogies nuevos.


 

   A pasos de nuestro destino: Carhué  

 

(parada en el Km. 537 para la caza del peludo. Sábado 10 de Agosto de 2003)


Luego de obtener el apetecido peludo, reiniciamos viaje. Tras pasar una curva de 90º y contra curva, cerca de unas lagunas que amenazaban con sus aguas crecidas, se nos apareció, a la izquierda, el ramal de Rivera. ¡Llegamos a Carhué!. El ramal, para variar, lo vimos en total estado de abandono, incluso con faltantes de rieles sobre una de las alcantarillas. Teniendo en cuenta que la tercer alternativa para llegar al BBNO (la vía de Epecuén) está abandonada, realmente no hay conexión ferroviaria entre estas dos regiones.

 

(Vista del ramal proveniente de Rivera. Actualmente abandonado y desmantelado)

 

Siendo las 16:00 hs., tomamos el cambio a la vía del andén (que es bitrocha) e hicimos arribo a la estación Carhué, habiendo alcanzado el km. 517,9. La verdad, estábamos muy emocionados con la llegada, ¡ya era un hecho!. En el andén aguardaba la prensa local, algunos vecinos y el Sr. Intendente de Adolfo Alsina, Alberto Gutt.

 

(¿Una imagen que se volverá a repetir? Un tren de pasajeros ingresando a Carhué)


 

   Los dos primeros pasajeros  

 

Acá se dio una de las situaciones mas cómicas del viaje. Imagínense que entre los directivos y técnicos, nosotros dos, con las mochilas de acampantes, fuimos la atracción de los medios de prensa, pero más de lo que puedan suponer. Todo comenzó cuando bajamos de la 7902 y nos subimos al PA a buscar nuestras pertenencias; al instante sube por el lado contrario un reportero televisivo y nos pesca con la mochila, enrollando la bolsa de dormir y nos pregunta "¡chicos!, ¿ustedes quiénes son?" (y le respondí) "nada... somos los primeros dos pasajeros en llegar a Carhué"... bueno, no saben lo que vino después, una rueda de prensa sobre el PA, con más de seis medios locales, contando en algunos casos, en vivo, nuestra llegada... fue algo inolvidable. Y como si fuera poco, subió el intendente y se sacó unas fotos con nosotros, como los pioneros del regreso del tren. Bueno... felices con el recibimiento, bajamos y, tras despedidas y saludos, nos fuimos volando al centro a hablar por teléfono (a avisar a nuestros padres que llegamos bien) y comprar algo para comer.

 

(Tren 1354 recién llegado, estacionado sobre la bitrocha que alguna vez ocupó un Ganz del Midland)


Mientras caminábamos al centro, luego de la rueda de prensa, y sabiendo que éste era tan solo un tren experimental que no volvería, comenzamos a tentarnos de la risa imaginando supuestos titulares como "pasajeros de una farsa" o "Otra vez el engaño sobre rieles"... y la foto de nosotros dos con el intendente... la verdad, fue muy gracioso... ¡menos mal que mañana rajábamos!.

Comimos en la plaza central ante la mirada curiosa de los pobladores, y regresamos a la estación previo a que oscureciera, ya que debíamos fotografiar algo de "la métrica más austral". Una vez allí, nos presentamos ante los desconfiados policías que custodiaban la formación. Habiendo acordado que pasaríamos la noche allí, salimos a recorrer la playa. Las dos GM estaban en posición para salir a Saavedra. Por defecto, la 7902 quedó a la cabeza y la 7928 atrás, ambas con trompa larga. Uno de los muchachos de la Unidad nos había confirmado que el tren saldría a las 7 de la mañana (domingo), cosa que nos hizo cambiar los planes... ¡debíamos recorrer el predio hoy mismo!.

(según itinerario de FEPSA, la partida era a las 16 hs., como para probar también la combinación con el tren a Plaza Constitución).

 

> > > Sigue > > >

(Tercera parte)

 

 

< < < Atrás < < <

(Primera parte)

 

`´

 


 

*  FEDE PALLÉS  *  SATÉLITE FERROVIARIO  *

 
 

< VOLVER A PRINCIPAL DEL SAT <  // E-MAIL

 
 

Copyright © Cúmulos Nimbos. Reservados todos los derechos. Revisado: 23 de diciembre de 2012 .